Tratamiento entrenador personal
Tratamiento entrenador personal

Desde la UPREDD centramos nuestra atención durante el mes de noviembre en la figura del Entrenador Personal. Este profesional, cuyos servicios se han extendido en los últimos años en la sociedad, y son cada vez más habituales en el ámbito de la sanidad, es una persona graduada en Ciencias de la Actividad Física el Deporte, que se encarga principalmente de la enseñanza y prescripción de ejercicios físicos.

El servicio del entrenador personal se realiza siempre de forma individualizada, a través de un estudio de la situación de cada paciente o usuario en el que se analiza su salud y estado físico, para poder fijar unos objetivos y elaborar una planificación del entrenamiento que facilite su cumplimiento y la consecución de los objetivos deseados.

Las personas pueden acudir a un entrenador personal por un gran número de motivos: pérdida de grasa, acondicionamiento físico general, entrenamiento para ganar o preservar la masa muscular… Pero el servicio del entrenador personal también es de mucha ayuda en procesos de rehabilitación, prevención de lesiones, prevención de discapacidad y como complemento en tratamientos fisioterapéuticos.

Una de las principales ventajas del servicio de entrenador personal es la motivación en los usuarios, que al disponer del apoyo continuo del profesional son capaces de seguir su entrenamiento de una forma más constante. Además, el entrenador profesional ofrece un seguimiento en el entrenamiento, que puede cambiar según la evolución de los usuarios para que nunca se estanque y mejore de forma continua su estado físico.